Hasta Minevera y más allá.

Hasta Minevera y más allá.

A lo largo de estos más de dos años de vida, muchos clientes se han puesto en contacto con nosotros para darnos sugerencias, hacer críticas o darnos ideas… En otra entrada os dimos sugerencias sobre los mejores métodos para calentar nuestros platos manteniendo toda su esencia, hoy queremos escribir sobre algo que nos ha encantado que ya nos ha llegado a través de varios clientes: Cómo mejorar y/o personalizar los paltos de Minevera.

Cocinar para el gusto de todos es complicado. Hay a quien le apasiona el picante, quien lo odia, quien ama los contrastes de sabores y las salsas, quien prefiere la comida lo más limpia posible… Por ese motivo intentamos que los sabores sean lo más “personalizables” posibles, siguiendo la máxima “siempre se puede echar más sal, pero nunca quitarla”.

Además, creemos que no hay mayor homenaje a la labor de un artesano, sea en la disciplina que sea, que la gente construya a partir de lo que él hace. En este sentido, llevándolo a nuestro campo que es la cocina, consideramos un verdadero honor tener clientes que no sólo comen los platos que con todo el cariño del mundo cocinamos y enviamos, si no que a partir de ellos consiguen llegar a nuevas recetas.

Siguiendo esa filosofía, nos hemos encontrado con clientes que nos han hecho llegar sus formas de “mejorar” o de adaptar a su gusto los platos de Minevera, y es una idea que NOS ENCANTA. En particular hay dos ideas que nos han parecido buenísimas para convertir dos platos en principio  bastante sencillos y simples en dos platos espectaculares, y sin tener que dedicarle más de 5′ a la cocina.

El primero es el revuelto de guisantes con jamón. Un cliente nos comentó que echaba en falta un poco de proteína en el plato, ya que después de entrenar, como cena, quería meter proteína, y se le ocurrió esta magnífica idea. Tan sencillo como echar los guisantes en la sartén, y una vez estén calientes,  echarle dos o tres huevos y remover hasta que esté cuajado. Lo hemos probado y queda fenomenal.

El segundo es el wok de verduritas. Las verduritas salteadas, al ir pasando los días se van deshidratando y van perdiendo un poco de sabor. Para conseguir que volvieran a su estado natural de alegría, a un cliente se le ocurrió pasarlas por una sartén y volver a saltearlas, pero echándoles un chorrito de salsa de soja para darles un toque oriental. Y qué maravilla, ¡un plato completamente nuevo!

Nuestro objetivo es que no tengas que pasar un tiempo valiosísimo en la cocina, pero si decides dedicarle tiempo a alguno de nuestros platos, por favor, compártelo con nosotros, a través de Redes sociales o con un mail a info@minevera.es 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrega en frío en 48h

Nuestro pedidos te llegarán por transporte en frío, y todos los menús son con envío gratis

Recomendar tiene premio

Si te gusta tu pedido, recomiéndaselo a un amigo, y los dos os lleváis 5 euros.

Garantía de satisfacción

Estamos tan seguros de la calidad de nuestra comida, que si no te gusta, te reembolsamos el importe.

100% personalizable

Monta tus menús a tu gusto, eligiendo de entre todos los platos y guarniciones que ofrecemos.

Pin It on Pinterest