/Títulos nobiliarios: ¿Cuál es el más importante de todos?
Títulos nobiliarios: ¿Cuál es el más importante de todos?

Títulos nobiliarios: ¿Cuál es el más importante de todos?

Para nadie es desconocido que dentro del mundo de la nobleza existen diversos títulos nobiliarios, los cuales por lo general se distinguen por ser hereditarios, sin embargo, no todos conocen cuáles son esos títulos nobiliarios o, cuál de ellos tiene una mayor importancia. Es por eso que a lo largo de este artículo lo aclararemos.

¿En qué consisten los títulos nobiliarios?

Los títulos nobiliarios se tratan de un privilegio legal que ha estado siendo concedido a las personas desde la antigüedad, el cual suele usarse con el fin de diferenciar a quienes pertenecen a la nobleza.

Cabe mencionar también, que estos títulos poseen un determinado orden de importancia protocolaria; en el pasado, consistían en distinciones otorgadas por los reyes a ciertas personas en agradecimiento debido a su acción (en batalla, defendiendo la corona, etc.), y recibir uno u otro era diferente.

¿Cuál es el título nobiliario más importante que existe?

Como ya hemos señalado, los títulos nobiliarios cuentan con su propio orden de importancia protocolaria; de este modo, de acuerdo con los cánones de la onomástica, se considera que el título nobiliario con mayor importancia de todos, después “Rey” y “Príncipe”, consiste en “Duque” que a su vez es seguido por “Marqués”, “Conde”, “Vizconde” y “Barón”, en orden de jerarquía.

También hay que señalar que, aparte del título nobiliario correspondiente (sea conde, marqués, barón, etc.), es posible que el rey nombre a una persona como “Grande de España”, lo cual no hace referencia a su peso, en su lugar se trata de una distinción especial.

Esta distinción destaca por ser la más importante que se otorga dentro de España, y permite que las personas se coloquen exactamente bajo la familia real dentro del orden de molar.

¿Cuál es el origen de estos privilegios o distinciones?

¿Cuál es el origen de estos privilegios o distinciones?

Los títulos cuentan con un origen que data de inicios del feudalismo. En aquella época, los títulos soberanos consistían en “Emperador”, “Rey”, “Gran Duque”, “Archiduque” y “Landgrave”.

Después de estos se encuentran los títulos nobiliarios, que en orden de importancia, serían Príncipe, Duque, Marqués, Conde, Vizconde y Barón.

Con el paso del tiempo, varios títulos han estado adquiriendo un valor menor dentro de España, pero no por eso han dejado de considerarse como títulos soberanos y títulos nobiliarios, reconocidos en cada aspecto posible por parte del estado español; sin embargo, actualmente no poseen o no se les suele dar el mismo peso que tuvieron en el pasado, sobre todo durante la época feudal.

De igual manera, existen otros títulos que se utilizan dentro de otros países y no en España, por lo menos de forma oficial, entre ellos se incluyen “Príncipe elector”, “Conde del Imperio”, “Conde Libre”, “Conde principesco”, “Conde palatino” y “Burgrave”; al igual que otros entre los que destacan “Baronet” (o Bart, otorgado por la corona británica) y “Caballero”.

Y si bien con el paso del tiempo adquieren un valor más bien simbólico, lo cierto es que los títulos nobiliarios aún poseen cierto nivel de importancia dentro de varios países, como ocurre, por ejemplo, en Gran Bretaña.

En cualquier caso, después de conocer los diversos títulos nobiliarios que existen, se podría decir entonces que el más importante de todos después “Rey” y “Príncipe”, consiste en “Duque”.

¿Qué conlleva poseer un título nobiliario dentro del territorio español?

Contar con un título nobiliario dentro de España, no supone ningún tipo de diferencia social y/o legal frente a otras personas, aparte de consistir en una distinción honorífica y simbólica.

De la misma forma, ser poseedor de esta distinción no implica privilegios fiscales y, hoy en día, podrían ser otorgados a todo tipo de personas independientemente si forman parte de la nobleza o no.

En este sentido, hay que decir que, en realidad, el Rey tiene la capacidad de otorgar un título nobiliario a toda persona que logre distinguirse dentro de algún posible ámbito de la sociedad, bien sea en el mundo de la política, la cultura o el deporte, etc.

Y para terminar, también es conveniente decir que quien recibe algún título nobiliario, también estaría recibiendo la distinción de ser “Ilustrísimos Señores”; por su parte, quienes reciben el título de “Grandes de España” (quienes por lo general forman parte de las casas ducales), poseen asignada la distinción o tratamiento de ser “Excelentísimos Señores”.